10 años de Minga.

Fundación al servicio de proyectos sociales y educativos salesianos.

10 años de Minga.

10 años de Minga

¡Festejamos los 10 años del proyecto Minga!

El 27 de agosto de 2020 compartimos un momento de alegría por los primeros 10 años del proyecto Minga.

A causa de las limitaciones para encontrarnos por protocolo de salud por la Emergencia sanitaria por Covid-19 en este año 2020. Por esto no hemos podido encontrarnos y festejar con toda la comunidad, como tanto nos gusta.

Proyecto Minga, 10 años en imágenes.

Una cena soñada.

Parte de los integrantes de la Fundación Esperanza Joven compartimos la cena con los educadores y adolescentes del proyecto.

Nos acompañan el Padre Mateo Méndez y contamos la visita del Padre Alfonso Bauer, inspector salesiano en Uruguay.

El Padre Mateo nos recordó cómo era el proyecto Minga cuando empezamos en aquella noche de agosto de 2010, con 9 jóvenes en el viejo galpón del proyecto.

Esperamos que pronto nos podamos encontrar para festejar con un esperado abrazo, esta historia que sigue.

Algunas reflexiones en los 10 años.

10 años de Minga reflexiones
Reflexiones de los mingueros en los 10 años del proyecto Minga.

Les pedimos a los mingueros que nos contaran lo que Minga ha significado en sus vidas.

El Minga es para mí es mi segundo hogar, más que eso, mi segunda familia. Es un lugar donde te ayudan mucho, te apoyan, te dan consejos, nunca te dejan solo, siempre están con nosotros. Eso es el Minga para mí…

El Minga para mí es un espacio donde podés jugar, ir a hacer amistad con jóvenes, un lugar donde te ayudan mucho, hacés deberes, merendás y cenás.

El Minga para mí es mi segunda familia. Un proyecto donde te ayudan a salir adelante y evitan que decaigas.

El Minga es como una segunda casa, un lugar donde voy a disfrutar, a encarar muchas cosas, a estar con mis compañeros y si veo que están haciendo algo mal, les hablo. Me reencanta ir porque es bueno, es sano, no te drogás, no robás, vas a estudiar, a trabajar y disfrutás. Lo mejor que hay es el Minga y te ayuda a morir, y eso es bueno.

El Minga es un lugar para pasarla bien entre todos sin pelear.

El Minga para mí es el propio. Es otro ambiente. Está bueno, te ayudan mucho, siempre están presente. Son atentos.

El Minga para mí es como una segunda familia, siempre estuvo cuando más necesité. Estoy agradecido por la ayuda y la mano que te dan. Es una familia. Cuando precises una mano o alguien que te escuche, vení al Minga que ellos van a estar.

El Minga es un lugar perfecto para salir adelante.

El Minga para mí es un lugar donde me dan muchísimas oportunidades de aprender a ser mejor, compartir, etc. Pero principalmente es donde voy aprendiendo a quererme a mí misma y a los demás.

No te quedes afuera.

Podés participar y colaborar con esta acción social y educativa destinada a jóvenes, viniendo a conocernos en nuestra Casa del proyecto Minga.

También podés comunicarte, por este medio:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.